top of page

Diarios de la Compañía Divina



Cuando me levanto en las mañanas, pongo los pies en el suelo y miro al frente, en muchas ocasiones siento que estoy siendo observada. Por una energía consciente que me observa, no todo el tiempo, pero si una buena parte de él. Siento una presencia neutral y armoniosa, en muchas ocasiones, siento como si estuviera mirando cuanto he evolucionado en mi consciencia. Y me he dado cuenta, que me observa más, cuando se me presenta una situación que ya he vivido en el pasado. Como si estuviera revisando, sí mis reacciones y acciones son las mismas del pasado, o si he evolucionado y cambiado mi forma de ser.


He descubierto en mí misma, durante este viaje, de desarrollo de consciencia y paz interior, que la experiencia de encarnar en este planeta es muy compleja para nuestra alma, es una aventura de desarrollo de consciencia. Y puedes montarte en el tren de la aventura para crecer, sanar y aceptar quién eres en realidad, o puedes decidir no hacerlo. Para el universo, tu decisión es siempre respetada, pero siempre cada decisión tiene una reacción o una consecuencia.


El crecer espiritualmente es entender y tener consciencia de la realidad del universo donde estamos y las consecuencias en el mismo; de la forma en que decidimos vivir nuestra vida. Hasta tu más pequeño pensamiento tiene repercusiones a nivel de energía cuántica, y se convierte en una forma pensamiento que emite vibraciones, y toda vibración emitida tendrá otra vibración de reacción, de retorno a quien la emitió.


Como vez, querer sanar y crecer espiritualmente es una gran responsabilidad, ya que estas en un viaje de retornar a tu hogar, a tu origen, y en el retorno, estas en una carrera a convertirte en un Co-creador de realidades y más adelante cuando te hayas hecho merecedor por tu camino, co-creador de universos. Todo esto a nivel inmaterial cuando ya hayas terminado tu viaje en este planeta.


Todas estas cosas que les he comentado, la madurez espiritual, la humildad ante nuestro origen y nuestro lugar en el universo, han sido guiadas y enseñadas por la compañía divina; tengo 2 guías que me acompañan y revisan mi crecimiento muy seguido, cuando doy cursos vienen a dictarnos y enseñarnos acerca del desarrollo de consciencia, energía cuántica y el desarrollo de habilidades intuitivas para que cada persona pueda conectarse con sus propios guías y ángeles. El merecimiento es la clave para el desarrollo de la consciencia. Mis guías siempre me han dicho que todo en el universo es por merecimiento, y el merecimiento viene desde nuestro corazón, nuestro corazón siempre dice la verdad.


Ahora que lo pienso, el desarrollo del merecimiento, el honor y la coherencia interior son cruciales para nuestra conexión con los seres espirituales de luz, y también nuestra familia galáctica. Poniéndolo desde otra perspectiva, ¿Porque estos seres de luz quisieran establecer una conexión contigo? ¿Qué ofreces tú? ¿Alguna vez no te has preguntado esto?


¿Es tu vida un ejemplo de Merecimiento, honor y coherencia? Para decirte la verdad es muy difícil desarrollar estas tres cosas es nuestra vida, por eso he aprendido, que los cambios verdaderos de desarrollo personal y espiritual vienen con el tiempo, no es solo leer libros, hacer mil cursos y hacer un esfuerzo de ser bueno con los demás. Hay todo un trabajo interior muy grande que debemos de hacer, porque al final del camino solo tu trabajo interior es el que importa.


Afuera, todo es una ilusión y reflejo de quién eres en tu interior. Así que, solo el trabajo interior dentro de ti es el relevante. Eso lo puede ver claramente, hace una semana que atendí a una muchacha en mi consultorio, es una muy buena persona, es una chica dulce y muy amable, pude ver que tenía un gran corazón y había sido herida por su expareja. En la primera consulta que tuvimos solo pude escucharla y permitir que todo el dolor que había producido el terminar con su ex pareja pudiera salir de ella, el dolor era tan grande que no podía asimilar ningún concepto o consejo para salir de ese lugar oscuro. Solo unas cuantas tareas que le dejaron sus propios guías y me dijeron, déjela sola, ella necesita tiempo. Regreso la semana pasada y algo muy curioso ocurrió, su niña interior estaba a cargo de ella, cuando me hablaba en la consulta lo único que yo podía ver era una niña hablándome, defendiéndose de lo que le había pasado, ya había aceptado la ruptura, pero para asimilarlo y protegerse, fue su niña interior, era ella, la que estaba a cargo de todo. Fue muy curioso como ella se expresaba, como una niña de 5 años, y la adulta no se daba cuenta de nada. En ese momento mi guía, se puso detrás mío y le cogió las manos y le dijo a la niña, todo está bien, tú puedes hacerlo, nosotros estamos aquí para apoyarte cuando lo necesites, y tenemos la energía para hacerlo. En ese instante paso de mi corazón al corazón de mi clienta una gran cantidad de energía fue enorme, y entro en ella, fue una energía super amorosa y me dijo el guía ella va a estar bien. Necesita más tiempo y sanar su niña interior. Cuando lo haga, todo su entorno va a empezar a cambiar.


Este es un ejemplo, de cómo el querer cambiar a los demás no cambia nada, no puedes hacer que nadie te quiera de nuevo, pero si puedes empezar, por sanarte a ti mismo. A amarte a ti mismo cada día más. El vacío propio solo lo puedes llenar tú.


En este planeta, nada es permanente, todo lo que ves es una ilusión, una proyección de lo que está dentro de tu corazón, sana tu corazón y empezarás a ver verdaderamente lo que es real. Solo tú eres real.


Con Amor,


Yady y co.

31 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page