top of page

El Amor Consciente


Escribir acerca del amor no es fácil. Para mí, es una palabra con un significado muy profundo y complejo.

¿Me preguntaba desde qué perspectiva podemos hablar del amor? La mayoría de nosotros puede pensar que, cuando hablamos de amor, nos referimos al amor de pareja o el amor hacia nuestra familia.

Es muy común, ver a las personas proyectar hacia afuera, hacia los demás el amor. Creemos que ser buenos y serviles a los demás es amor. Y muchas personas experimentan en su vida este tipo de proyección. Aman a los demás, enfocan toda su energía y esfuerzo en “amar” fuera de ellos. Y cuando ese amor que ellos han puesto en los demás no regresa hacia ellos, se sienten defraudados y usualmente con rabia hacia la persona “mala” o la culpable por no devolverles el amor. Siento que esta versión del “amor”, es un amor condicionado y no es verdadero.

Otra situación que he visto del “amor”, es tener la creencia de que el amor debe ser acompañado de grandes demostraciones de emociones. Estas emociones usualmente inestables en la persona que está en el proceso de enamoramiento suelen ser propias del ego de esta persona, y por lo tanto no vienen del amor. Si no del miedo del ego a perder el “amor” que esta pareja me da. Alimentando el pensamiento erróneo de “Esta pareja completa lo que a mí me hace falta, y por lo tanto no la puedo perder”.

Es muy común que las personas tengan la creencia que tanto el amor propio, como él dirigido hacia los demás, deba ser acompañado de emociones y sentimientos fuertes, como la alegría, el entusiasmo, la tristeza, ira etc. Estos sentimientos producidos por una experiencia de “amor” suelen estar acompañados por pensamientos como “Estoy feliz porque alguien finalmente me ve y me quiere como soy” o “Es su culpa, el me hizo sentir mal” En cualquiera de los dos casos anteriores, vemos al ego nuevamente proyectar el “amor”. La culpa está afuera de ellos, otros cualesquiera quien fuera son los culpables, y por lo tanto la persona se considera víctima de su entorno.

Como puedes ver, el amor realmente no es un tema fácil de discutir o explicar. Ya que la reflexión anterior nos lleva a preguntarnos, ¿Desde donde he amado toda mi vida? ¿Desde el Ego o alguna vez he amado desde mi Yo interior?

En mi experiencia, el primer paso, para empezar a experimentar el amor, desde nuestro Yo interior, es hacernos responsables de nuestros propios sentimientos y emociones. Transformando nuestros pensamientos y creencias; de una experiencia de victimismo hacia una experiencia de empoderamiento y desarrollo personal.


Se que muchos de ustedes muy probablemente ya llevan muchos kilómetros en su propio viaje de sanación personal y espiritual, y por eso me atrevo a compartir algunas reflexiones que he hecho acerca del amor.


¿Qué es el amor y como lo experimentan las consciencias en el universo? O dicho de otra forma ¿Cómo es la experiencia del amor en las esferas espirituales?


Si bien creo, que cada vez que mi conciencia crece y se expande, así mismo mi definición personal del amor se expande y se transforma. Por el momento, de acuerdo a la consciencia que tengo hoy, te diré que he aprendido que el amor en las esferas espirituales no está sujeto a las emociones y sentimientos cambiantes que tenemos los humanos.


Siento al amor como una energía consciente que está en cada uno de nosotros; nos conecta con la divinidad o con nuestra esencia del Yo interior. (Yo superior)


Esta energía consciente que es el amor, siempre ha existido y es constante, siempre carente de emocionalidad terrena y de la experiencia del ego. Ya que son incompatibles. El amor te conecta con tu Yo interior, por lo tanto, no hay cabida para el miedo del ego.


El desarrollo de este amor consciente, es el resultado del trabajo interior que hacemos con responsabilidad y coherencia. Las personas que viven desde este amor consciente suelen ser personas serenas, tranquilas que logran por merecimiento propio experimentar paz interior.


Uno de los pilares de este amor consciente, que hace parte de él, es el amor propio.

El amor por ti mismo. Lo primero que aprendemos, cuando deseamos de corazón desarrollar el amor consciente es a aceptarnos desde la realidad que estas experimentando ahora. Aceptar el momento presente que estas viviendo.


Si no estas viviendo una realidad armoniosa, el amor consciente por ti misma, hará que empieces a ser coherente y tomes las mejores decisiones para ti, y de esta forma cambiarás tu realidad por una nueva, que este más en sintonía con la persona en que te estas transformando.


¿Cómo empezamos a desarrollar este amor consciente? ¿Cómo inicio mi camino de sanación personal?

1. Toma la decisión de sanarte de corazón, muchas personas hacen este camino a media tintas y sus resultados son iguales que sus intenciones, a medias o regulares.

2. Empieza a tomar responsabilidad de tu vida y organiza una rutina de amor propio;

a. Date tiempo diario para conectarte contigo misma, empieza a aprender técnicas de conexión y sanación espiritual como la meditación, tai-chi, yoga etc.

b. ¿Qué libro vas a leer este mes? Siempre aprende nuevas cosas que te aporten energía positiva en tu vida. Busca cursos y seminarios que te ayuden a crecer.

c. Realiza ejercicio por lo menos 3 veces a la semana.

d. Empieza a descubrir experiencias que te llenan el corazón de alegría. (únete a un club de senderismo, lectura, clases de baile etc…) busca actividades que te conecten.

e. Busca experiencias que te ayuden a cuidar tu cuerpo y mente. Visita al médico, ve a fisioterapia, psicología etc.

f. ¿Cómo vas a consentirte este mes? es importante hacer alguna actividad para consentirnos y sentirnos bellas. Ir al spa, hacernos las uñas, cejas etc.

Vivir desde un amor consciente por nosotros mismos, o desde el amor propio, es vivir en armonía con nuestro yo interior. Sintonizarnos con nuestro mayor bienestar tanto a nivel físico, mental y espiritual. Este cambio de vida, que te pide el amor consciente es transformarte hacia tu mayor bienestar siendo tu misma tu prioridad.

Si tu estas bien; en paz y armonía contigo misma, tus realidades proyectadas reflejarán ese estado interior.

Concluyendo, el amor propio se desarrolla sanándonos a nosotros mismos, y tomando acciones conscientes y coherentes, de bienestar en todos los ámbitos de nuestra vida.


Con amor,


Yady.


33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page