top of page

5 Consejos para Soltar el Sufrimiento

Hola Comunidad, les cuento que hoy tenemos un tema que siento que ha sido como el denominador común en todos los clientes que, tenido hasta el momento, el sufrimiento. Si no existiera el sufrimiento, la verdad yo no tendría clientes.


Todos mis clientes sin excepción alguna sufren, por algo. Y cuando tengo sesiones con ellos y debemos tomar acciones que son contra-intuitivas o contrarias al sistema de creencias, en muchas ocasiones el miedo al cambio es tal que prefieren seguir sufriendo, que salir fuera del circulo de sufrimiento.


¿Qué es sufrir? A veces vivimos tan sumergidos en el sufrimiento, no entendemos otra experiencia en nuestra vida que no sea el sufrimiento. Somos adictos a los problemas, a los conflictos y al sentimiento que estos causan en nosotros. Si no estamos sufriendo o siendo victimas de algo o alguien, es que seguramente algo estamos haciendo mal. Porque inherentemente, los buenos tienen que sufrir. Estos tipos de pensamientos son los que encuentro muy comúnmente en mis sesiones de coaching.


Esta locura de pensamientos, son los que necesitamos transformar, y empezar a liberarnos del sufrimiento. Por este motivo tengo unos consejos que me voy a atrever a compartir en este blog. Se que estos pueden ser un poco diferentes, pero quiero pedirte que tengas la mente abierta. Si siempre hacemos lo mismo de siempre, tus resultados serán los mismos de siempre. Hagamos algo nuevo, algo diferente. Salgamos del sistema y crea tu propia realidad.


1. ¿Qué valor tiene el sufrimiento para ti? En el sistema de creencias de nuestra sociedad se valora el sufrimiento como si fuera la medida de merecimiento para las cosas, entre mas luches y sufras mas serás merecedor de cosas buenas. Las cosas buenas vienen, solo si sufres por ellas. La forma de aprender en la vida en este sistema loco en el cual vives te dice, aprende sufriendo. Para el sistema, todos tienen que cargar una cruz, y prácticamente tienes que aceptar la tuya y sufrir. Por eso valoras el sufrimiento, porque es tu medida de santidad. Porque el sistema te ha programado, sufre, entre mas sufras mas bueno serás.

2. Sufrir por otros es santo. Que programación mas errónea, pero siempre presente en casi todos mis clientes, tenemos la programación que el amor es sufrir. Con pensamientos como “Lo hago por ti”. Sufrir por otras personas, ya es proyectar y poner en otros, expectativas que no les corresponden realmente. Cuando tu sufres por otros o en nombre de otros, estas dando algo que en realidad no quieres dar de ti mismo, y esperas que esa persona por la cual sufriste te recompense con algo o sufra por ti en compensación por tu propio sufrimiento. ¡Que programación mas errada! El amor jamás podría ser sufrimiento o pedir el sufrimiento de los demás. El verdadero amor viene realmente desde tu corazón, es libre.

3. Lo que no puedes controlar te causa sufrimiento. Este punto creo que es el mas popular con mis clientes, ya que, en los trabajos del mundo corporativo, existen un montón de políticas y culturas organizacionales basadas en el control de las personas, resultados y productos. Estas políticas de control, donde en mi opinión existen un adoctrinamiento a la persona, tienen como resultado que la mente tienda a creer que controlarlo todo es bueno, y cuando las cosas no salen como lo planeaste, sufren demasiado por las expectativas que tenían sobre los resultados esperados. Soltar el control sobre lo que esta afuera de ti, te liberará del sufrimiento. Deja ir los deberían y las expectativas que tienes sobre los demás. Propongámonos a fluir amorosamente por nuestra vida, a sanarnos a nosotros y evitar ver la paja en el ojo ajeno.

4. Sufres porque quieres hacerlo. Cuando desees aceptarlo, te darás cuenta que, tu vida es el resultado de como percibes las experiencias que ocurren a tu alrededor. Resulta que tu percepción esta configurada de acuerdo a los programas que has aceptado como verdaderos del sistema. En el momento que decidas cambiar tus pensamientos y percepciones, podrás dejar ir el sufrimiento.

5. Ser Espiritual es ser feliz. He aprendido que ser espiritual, no es una moda, es decidir ser feliz, porque en el instante que decides enfocarte en ti, en tu sanación personal y en reprogramarte conscientemente para soltar todas las programaciones negativas es cuando realmente descubres que es ser feliz.



Quiero invitarte a que seas espiritual, que empieces tu propio viaje hacia tu felicidad. No será fácil, ya que reprogramar años de programas corruptos en tu sistema puede ser doloroso, soltar el dolor duele, pero una vez lo logras solo te espera felicidad. Que el miedo no te detenga, se valiente y empieza tu camino hacia la espiritualidad.


Gracias infinitas.


Yady.



28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page